Premier Homes

Ahorre tiempo y esfuerzo vendiendo con un agente

Vender una casa es un proceso que consume mucho tiempo, especialmente si decide hacerlo por su cuenta, conocido como For Sale By Owner (FSBO por sus siglas en inglés). Desde realizar investigaciones sobre el mercado hasta la revisión de los documentos legales, el manejo de las negociaciones y más, es un proceso complejo y altamente detallado que requiere mucha experiencia para navegar de manera efectiva. Esa es una de las razones por las que el porcentaje de personas que venden su propia casa ha disminuido del 19 % al 8% (ver la gráfica a continuación):

Ahorre tiempo y esfuerzo vendiendo con un agente | Simplifying the Market

Para ayudarle a entender cuánto tiempo y esfuerzo se necesita para vender por su cuenta, aquí hay un vistazo a algunas de las cosas en las que debe pensar antes de poner un letrero “de venta” en su jardín.

1. Dar una buena primera impresión

Si bien puede sonar simple, hay muchas buenas prácticas comprobadas a considerar al preparar una casa para la venta.

  • ¿Necesita remover su arte personal?
  • ¿Cuál es la cantidad correcta de jardinería para incrementar el atractivo exterior?
  • ¿Qué colores para la pared son mas atractivos para los compradores?

Si hace este trabajo por su cuenta, puede invertir capital y muchas horas en las cosas equivocadasSu tiempo es dinero, no lo pierda. Un agente puede ayudarle dirigiéndole en la dirección correcta en función de las condiciones actuales del mercado para ahorrarle tiempo y esfuerzo. Dado que estamos en un mercado sólido de los vendedores, usted no quiere atrasar el poner su casa a la venta al concentrarse en cosas que no cambiaran el resultado final. Estas condiciones del mercado pueden no durar, así que apóyese en un agente para capitalizar el inventario bajo actual mientras pueda.

2. Dar el precio correcto

Los profesionales en bienes raíces tienen información decisiva sobre lo que se vende y cómo maximizar sus ganancias. Tienen experiencia cuando se trata de ver casas comparables que se han vendido recientemente en su área y comprenden que precio es el adecuado para su vecindario. Utilizan esos datos para dar el precio a su casa de manera adecuada, maximizando su rendimiento.

En una venta por su cuenta, usted está operando sin esta experiencia, por lo que tendrá que hacer su propia tarea sobre como establecer un precio que sea apropiado para su área y la condición de su hogar.  Incluso con sus propias investigaciones, es posible que no encuentre la información mas actualizada y podría arriesgarse a establecer un precio que sea inexacto o poco realista. Si el precio de su casa es demasiado alto, podría alejar a los compradores incluso antes de que estén en la puerta, o tener problemas cuando llegue el momento de la tasación.

3. Maximizando su grupo de compradores (y la ganancia)

Contrario a la creencia popular, los vendedores por su cuenta en realidad pueden obtener menos ganancias que los vendedores que utilizan un agente. Uno de los factores que pueden aumentar las ganancias es una exposición efectiva. En pocas palabras, los profesionales en bienes raíces pueden poner su casa en frente de más compradores a través de sus seguidores en las redes sociales, los recursos de la agencia y las estrategias de venta probadas. Entre más compradores vean la casa, más probable será una guerra de ofertas. Según la Asociación Nacional de Realtors (NAR por sus siglas en inglés), la casa promedio en venta actualmente recibe 5 ofertas. El uso de un agente puede aumentar su exposición y tal vez también pueda ayudar a aumentar su precio de venta.

4. Guiar las negociaciones

Cuando se trata de vender su casa por su cuenta, usted tendrá que controlar todas las negociaciones. Estas son solo algunas de las personas con las que trabajara:

  • El comprador que quiere la mejor oferta posible.
  • El agente del comprador, que utilizara su experiencia para abogar por el comprador.
  • La compañía de Inspecciones, que trabaja para el comprador y casi siempre encontrara problemas con la casa.
  • El tasador, que evalúa el valor de la propiedad para proteger al prestamista.

Como parte de su capacitación, a los agentes se les enseña cómo negociar cada aspecto de la transacción de bienes raíces y cómo interceder en posibles inconvenientes que puedan aparecer. Cuando las tasaciones son bajas y en otras innumerables situaciones, saben que palanca tirar, como abordar las emociones que vienen con el comprador y el vendedor, y cuándo pedir segundas opiniones. Navegar por todo esto por su cuenta lleva tiempo, mucho tiempo.

5. Manejar la documentación legal

Hablando de tiempo, considere cuánto tiempo libre tiene para revisar la letra pequeña. Solo en términos de documentación, ahora son obligatorias más declaraciones y regulaciones. Eso significa que la pila de documentos legales que necesita manejar como vendedor está aumentando. Puede ser difícil saber y realmente entender todos los términos y requisitos. En lugar de hacerlo solo, utilice un agente como su escudo y asesor para que le ayude a evitar posibles errores legales.

En conclusión,

Vender su casa por su cuenta es mucha responsabilidad. Consume mucho tiempo y requiere una inmensa cantidad de esfuerzo y experiencia. Antes de que decida vender la casa usted mismo, vamos a discutir sus opciones para que pueda obtener el máximo provecho de la venta.